G/J Jacinto Pérez Arcay: Para hablar de Hugo Chávez hay que conocer el pensamiento de Bolívar



En la sesión inaugural del Seminario “Pensamiento de Hugo Chávez” que se realizó el pasado martes 28 y que se extenderá hasta el mes de noviembre de 2015, el General en Jefe Jacinto Pérez Arcay, maestro y mentor del comandante Hugo Chávez, líder de la Revolución Bolivariana, envió un mensaje grabado especialmente para la ocasión.


En el patio de la Academia Militar Bolivariana, donde tantas veces sostuvo largas charlas con el entonces cadete Chávez y donde luego ambos compartieron las aulas como docentes, Pérez Arcay enfatizó en que el pensamiento chavista “no es otra cosa que un continuum del pensamiento del Libertador (Simón Bolívar) y de sus sueños de libertad y de gloria”.


El Paraninfo de la Universidad de la República fungió como sede de la sesión inaugural del seminario organizado por el Centro Artiguista por los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Fundación Vivian Trías, la Fundación Rodney Arismendi, la Casa Bertolt Brecht, la Fundación para la Integración Latinoamericana y la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela, con el auspicio del Centro Cultural Simón Bolívar de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Uruguay.

El evento fue también convocado por el Plenario Intersindical de Trabajadores – Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT), la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) y la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam).


Ser soldado de la Patria para vivir y morir por ella
A 61 años del nacimiento de Hugo Rafael Chávez Frías, su maestro destacó que “nació políticamente en esta Academia Militar como soldado de la Patria, como representación viviente del más extraordinario ser humano de esta tierra de gracia, después de Simón Bolívar”.
Pérez Arcay enfatizó que “para hablar de Hugo Chávez hay que conocer su pensamiento, que no es otra cosa que el continuum del pensamiento del Libertador (Simón Bolívar) y de su sueño de libertad y gloria. De la “gloria inmarcesible” que personifica el himno de Colombia “La Grande”, esa que fue el meollo geopolítico soñado por el Libertador para cristalizar la nación de repúblicas (…) que no fue posible, pero que después cristalizó la Celac, la Unasur, el Alba, Petrocaribe y la ampliación del Mercosur”.
El General en Jefe afirmó que “Hugo Chávez fue un gran espíritu superior que logró estabilizar a la Nación y conducirla en medio de mares tenebrosos a cristalizar el sueño de Bolívar. Pero no es fácil, no es tan fácil concebirlo y luego realizarlo. Res non verba (hechos, no palabras) dice una frase latina; no basta con concebir el hecho, hay que morir en esa lucha. Porque en una revolución se lucha o se muere”.
El principal maestro del comandante Chávez destacó que su vida “fue vida de soldado, que está en relación con el imperativo radical de ser soldado de la Patria para vivir y morir por ella. Pero concebir la vida como ya dije no basta, hay que conocerla, y hay que luchar por ella”.
El campo de Hugo Chávez, su Patria, “siguiendo a Bolívar, era continental y era global. Porque no se puede alcanzar la libertad de un país sin ver sus circunstancias, sin concebir su lucha, porque toda lucha que tenga sentido espiritual tiene que estar en función de la verdad. Pero las verdades no se hacen sentir sino cuando se las observa en cadena con otras verdades, como dice Montesquieu en el Espíritu de las Leyes. Hay que ver hondo y lejos, y eso implica grandes y muchas lecturas, mucho conocimiento”, señaló.
“Y Hugo tenía la angustia del conocimiento (…) Porque pareciera, estudiando la vida de Hugo Chávez, que fue un hombre providencial, que fue un designado (de los) que marchan a la gloria y al sacrificio y a la muerte por una especie de impulso invencible y de orden fatal. No pueden cambiar el sentido de su propia historia, ellos lo saben”, recordó.
A pesar de esto, Péres Arcay recordó que “era Hugo un ser normal, biológico como todos nosotros, pero tenía algo especial y el sabía que lo tenía. Ese algo especial que le permitía elevarse a las causas generales, porque como veía hondo y lejos y era existencialista y era esencialista fundamentalmente; podía ver el todo, disponía de tiempo emergente para adelantarse un poco más allá de los acontecimientos. Eso lo percibí yo en ese alumno extraordinario que recorrió estos campos, y este patio de honor, no solamente como alumno, sino también como profesor de los cadetes (…) Aquí fue donde Hugo Chávez se hizo geopolítico”.


La batalla del Plata
“Hugo Chávez fue más allá (…) y por eso pudo vencer, como Bolívar al león de Castilla desde el Orinoco hasta el Potosí allá en (la Cumbre de las Américas de) Mar del Plata. Hugo Chávez con el presidente de Argentina Néstor Kirchner y otros patriotas, dieron al traste con el poderío económico en la batalla del Plata. Es claro que eso significó para el Imperio, que es raíz de todo mal, porque es función del capital, una derrota y fue por eso por lo que últimamente declararon a Venezuela prácticamente un adversario peligroso para Estados Unidos”, afirmó.
“Venezuela es peligrosa para el Imperio por el pensamiento unionista, veraz, de los hombres respecto de los pobres del mundo que no tienen asidero mientras exista el dinero y el capital, porque los pueblos y las naciones tienen espíritu y en conocer ese espíritu, o en saber crearlo o inventarlo, descubrirlo, es en lo que han sobresalido los grandes conductores y héroes de los pueblos. Héroes que son la causa eficiente para dar al traste con las pulsaciones tánaticas, las pulsiones de muerte colectivas, que personifica el capital”, sentenció el G/J Jacinto Pérez Arcay.


Poder y espíritu nacional
Pérez Arcay señaló que -como dice Bolívar- “para tener un gobierno estable, se requiere un espíritu nacional, y al hablar de espíritu nacional nos refiero nuevamente a la concepción de Estado. (…) Un espíritu nacional que tenga por inclinación dos puntos capitales: moderar la voluntad general y restringir la autoridad pública. Repito que eso nos remite a Montesquieu, Rousseau, Voltaire y otros. Pero ¿qué es la voluntad general o la voluntad colectiva? Eso no es voluntad de un partido. Es la voluntad asociada a la ética, a la moral, que viene desde siempre, desde los inicios del Estado en su forja como tal, como súper organismo, como ser individual supra racional. La voluntad general está asociada a la ética, a la moral, a los principios”.
Es el poder soberano el que puede moderar la voluntad general y restringir la autoridad pública -que es de muy difícil asignación, dice Bolívar- para que haya la menor frotación posible entre la voluntad general y la autoridad pública”, explicó.

Las palabras vuelan y los escritos permanecen

Si no se escribe la palabra de Hugo Chávez, su interpretación, y si no sabemos de donde viene la palabra (…) nosotros perderemos a Chávez a futuro. Si no queda la interpretación de su filosofía y de su pensar. Porque es bueno es saber que Hugo Chávez era un intuitivo geopolítico. Cómo nosotros trasladando el pensamiento de Hugo Chávez pudiéramos verlo a él ahorita en los problemas de Europa. Pudiera Hugo Chávez -con su extraordinaria personalidad y con su palabra que trascendía- darle una mano a los cuántos Tsipras de Europa, para que tomen más fuerza y puedan dar al traste con el Minotauro del capital”, afirmó Pérez Arcay, quien es el militar venezolano que cuenta con más años de servicio activo.
Pudiera Hugo Chávez (...) solicitar a una nueva Ariadna que le permita el hilo para salir del laberinto donde mete el capital, el egoísmo del hombre, el etnocentrismo de los estados, el etnocentrismo de la Troika -el capital, en una palabra- que da al traste con los más débiles del mundo y que explica el principio de selección natural que dice que sobreviven los más aptos, los mas capaces, los más fuertes y los más pícaros”, expresó.
Para Pérez Arcay “hay que retomar el hilo del pensamiento conductor de Hugo Chávez a nivel global, y para retomar ese hilo hay que estudiar, hay que leer, y hay que comprender”, concluyó.

Para que siga viviendo

En la segunda jornada del Seminario “Pensamiento de Hugo Chávez”, que se realizará en agosto, se analizará la génesis del proyecto bolivariano la unión latinoamericana y caribeña, el antimperialismo y la construcción de la definitiva independencia, la nueva geometría del poder y la creación de un mundo multipolar.
En el mes de setiembre, en el tercer módulo, se prevé iniciar el estudio del socialismo del siglo XXI: la transformación de la sociedad capitalista desde un nuevo proyecto histórico en constante reformulación.
Ya en octubre, el cuarto modulo se encargará de la democracia revolucionaria y el poder popular, la construcción del Estado comunal, democracia participativa, soberanía y desarrollo, la toparquía, la comuna como eje revolucionario, base territorial y política del poder popular.
Por último, en noviembre, se estudiará el Plan de la Patria y el futuro de la Revolución Bolivariana a la luz del legado político de Hugo Chávez.
Para inscripciones y consultas se ha habilitado el correo seminariohugochavezuruguay@gmail.com; en tanto los cupos son limitados, invitamos a inscribirse lo antes posible.

Comentarios